La existencia del ser humano y de todas las especies que habitan nuestro planeta necesariamente depende del agua, no esperemos a que el mundo enfrente consecuencias irreversibles por la falta de conciencia de su valor, de las decisiones  de esta generación depende el futuro de la humanidad, es cierto que el agua es un derecho de todos, pero también es cierto que su buen uso y conservación es responsabilidad de todos.

En el Día Mundial del Agua, el Proyecto de Infraestructura Rural (PIR) promueve la importancia del agua y la gestión sostenible, como herramienta para el mejoramiento de la calidad de vida de nuestra población, en consistencia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la ONU.

“Nunca reconoceremos el valor del agua, hasta que nuestro cántaro este seco”